El libro de la Memoria

La memoria es una capacidad fundamental en todo ser humano. Permite hacer acopio de conocimientos y crear la propia identidad a través de la acumulación de episodios de experiencias vividos a lo largo de la existencia.

La edad de una persona, con su memoria, resume toda su vida. Se han acumulado episodios de alegrías, penas, deseos, esperanzas, amores, arrepentimientos, trabajos, enfermedades, desesperaciones, olvidos… Desde emociones generales hasta olores, sabores, sonidos, músicas, imágenes y sensaciones de tacto. Todo va constituyendo una compleja red de vivencias, de combinaciones que se distribuyen a lo largo del tiempo vivido.


Sin memoria se pierde la continuidad de la biografía, y la persona se encuentra perdida en el tiempo y el espacio. Si la memoria se pierde progresivamente, como en la enfermedad de Alzheimer, el ser humano se empobrece poco a poco, pierde conocimientos y se difumina. No existe una tragedia mayor que perder la propia memoria, la propia identidad.


Los neurocientíficos que estudian la memoria han demostrado que ésta es muy compleja, y que existen diversos tipos y almacenes de memorias en el cerebro. Las enfermedades del cerebro pueden afectar específicamente a unas u otras formas de memoria. Los científicos también se han planteado formas de superar los trastornos de la memoria. Con este objetivo han desarrollado diversos métodos y técnicas (ayudas de memoria, orientación a la realidad, reminiscencias, o terapias más específicas y realmente complejas y sofisticadas). Todas estas técnicas, además de los fármacos, pretenden mejorar el rendimiento y la calidad de vida de las personas que sufren alteraciones de memoria.


El libro de la memoria (Historia de vida) es un instrumento que se suma a los recursos de trabajo para ayudar a conservar la memoria y la propia identidad de las personas con trastornos de memoria. Este libro tiene unas indicaciones específicas de uso en el contexto integrado del tratamiento de los pacientes. Deberá requerirse siempre la intervención y el asesoramiento del profesional experto en neurología de la conducta y neuropsicología. Asimismo, debe evitarse el uso inadecuado de todo material de intervención cognitiva.
Con esta aportación –en el contexto del proyecto de desarrollo de recursos de intervención cognitiva Activemos la Mente–, la Fundación ” la Caixa ” contribuye al objetivo de mejorar la calidad de vida de los enfermos de Alzheimer y, consecuentemente, de sus familiares.

Te invitamos a realizarlo usando NeuralActions para conocer de las capacidades de nuestra plataforma.